Pergaminos

Domingo, 05 Mayo 2013 11:35

Echando un vistazo a los últimos artículos de la web, se puede concluir que últimamente hemos estado dándole mucha caña a la fermentación. Fermentación feliz y burbujeante en la Hogaza de Primavera; fermentación centenera y telúrica a tope en el Centeno "4 cuartos"; fermentación lenta, cuidadosa, suave y ayudando a las enzimas en Trigos Turgentes; y, todo lo contrario, fermentación rápida y una loca carrera contra el poder enzimático del Pan con Trigo Sarraceno. Hoy, por el contrario, vamos a descansar con una elaboración que no fermenta en absoluto, una frivolidad divertida y de elaboración directa y rápida que os ayudará a entender mejor la naturaleza de la masa y os hará disfrutar de un aperitivo digno de los menús degustación con más platos, las terrazas de hotel con las vistas más amplias y los gin-tonics con más beneficio por consumición; unos crackers finos finolis & fine, casi transparentes, que conseguiremos estirando la masa entre nuestras manos hasta que la luz pase a través suya. ¡No hay nada más crujiente ni más resultón que unos buenos pergaminos!

Picos

Martes, 05 Febrero 2013 15:37

 

Picar es una de las actividades más placenteras de la civilización humana. Mientras los espíritus se sobrecogen ante la tiranía del interminable platazo, preludio de digestiones pesadas y preocupaciones por la línea, las almas vuelan libres ante la noción de alargar la mano, pillar un pequeño trozo de alimento y llevárselo a la boca sin culpa, sin ataduras, sin sudores y sin aflojamientos del botón del pantalón. La elección desempeña un papel primordial en el juego del picar, y podría uno embarcarse en interminables e inútiles discusiones acerca de la primacía del pincho de tortilla sobre la gamba con gabardina cuando, en realidad, son puras veleidosidades las que nos llevan a alargar la zarpa y coger ése piqui y no otro. Si la belleza se encuentra en el ojo de quien la contempla, la tapa se encuentra en la mano de quien la pilla. ¿Y el pan? Pues está claro que los panes más de picar son los picos que nos ocupan. ¡Toma un trozo de jamón y un pico en la zurda, una copita de manzanilla en la diestra y deja atrás chuletones y preocupaciones hasta, por lo menos, la hora de comer!