Entrar

Horneando con cocotte

Escrito por  Martes, 28 Agosto 2012 11:09
Valora este artículo
(18 votos)

 

Hemos hablado ya en varias ocasiones de lo beneficioso que resulta para la expansión de un pan y la formación de una corteza bonita y resultona la presencia de humedad en la atmósfera del horno. El método más habitual para conseguir esta humedad en un horno doméstico suele ser introducir, mediante un recipiente caliente en el que se vierte agua hirviendo  o mediante un pulverizador, agua líquida que se vaporiza al estar expuesta al calor del horno y sus superficies de chapa. Sin embargo, este método tiene sus problemas: tanto en un horno eléctrico como SOBRE TODO en un horno de gas, existen sistemas que aseguran la ventilación del aire y los gases calientes del interior para evitar problemas de acumulación de humedad... ¡justo lo contrario que queremos conseguir! Por ello, en el caso del horno eléctrico es posible a veces taponar algo la salida de humedad, lo que mejora algo la situación (¡¡¡en un horno de gas NUNCA JAMÁS hay que tapar las salidas de ventilación!!!). Mucho lío. Y además la eficiencia del proceso es bastante mala, o dicho de otra forma: meter agua en un horno para que ésta se evapore y produzca vapor enfría el horno y además luego se escapa mucho, con lo que la situación dista mucho de ser perfecta.

 

Hay hornos domésticos que tienen ya un sistema hermético que permite mantener la humedad en el interior, pero son muy caros y, si nuestro horno funciona bien, un despilfarro que no tiene mucho sentido, sobre todo porque hay un método estupendo que permite obtener una corteza brillante y satinada y una expansión espectacular, con un greñado salvaje y grandes alveolos. Este método es el horneado en un recipiente dentro del horno, que va a reproducir, a pequeña escala, las condiciones que se dan en un auténtico horno de panadería:

 

  • Retención de la humedad: al ser relativamente hermético, la humedad producida por la pieza de pan al calentarse queda retenida, saturando la atmósfera que rodea al pan. Esto aumenta radicalmente la capacidad de transferencia de calor al pan por conducción y por condensación sobre la superficie de la pieza. Esto último, además, permite al almidón de la corteza gelificar en un ambiente con mucha humedad, lo que proporciona un aspecto brillante.
  • Transferencia de calor eficiente por conducción a través de la base: Si el material del recipiente donde introducimos el pan es grueso y encima buen conductor del calor, nos va a proporcionar una muy buena fuente de energía para la expansión del pan desde abajo, como ocurre en los buenos hornos de panadería.

 

Distintos recipientes, misma metodología

 

Lo que vamos a contar se aplica sobre todo a la cocotte, que es, de todos los aparatos que se pueden adquirir fácilmente (aunque no por un módico precio, pero la inversión merece la pena), el que da unos resultados más consistentes. Pero hay más artilugios que hacen la misma función; a todos ellos, los anglosajones, tan prácticos, les han dado el nombre de dutch oven (horno holandés). Así, tenemos:

 

  • Una campana de Pyrex u otro material resistente al calor (un gran cuenco) con el que cubrir la pieza sobre la placa de horno o la piedra.
  • Un combo cooker o sartén-cazuela polivalente como te cuenta este colega de The Fresh Loaf.

 

 

  • La cocotte: una olla de hierro fundido con tapa que permite tanto hacer grandes guisos como grandes panes.

 

 

  • Una Cloche cerámica, la solución que adoptaban los romanos, muy bonita y elegante pero con ciertas desventajas (como su mayor fragilidad y peor conductividad térmica). Aquí podéis ver una.

 

 

¿Por qué la cocotte es, de todas las posibilidades, mi horno holandés favorito?

 

  • Es más resistente.
  • Al ser de hierro fundido, su conductividad térmica es mayor y le mete un trastazo calorífico al pan muy grande.
  • Por el mismo motivo, es más fácil de calentar.
  • Sus esmaltes son excelentes recubrimientos para atrapar y difundir la radiación infrarroja, sobre todo si son de color negro por dentro.
  • Su capacidad de retención de vapor es tal vez la mejor de todas las posibilidades, por encajar mejor la tapa.
  • Es polivalente y permite hacer grandísimos guisos.
  • Es estéticamente más atractiva (aunque por supuesto esto es muy subjetivo).

 

Pero todos los sistemas son válidos siempre que respetemos las ideas detrás de este método de horneado: retención de humedad, cámara radiante, conducción eficiente del calor a través de la base. Estos atributos no son otros que los de un buen horno de suela.

 

Sistema de cargado de piezas en la cocotte

 

  1. Precalentar la cocotte en el horno, con su tapa y todo, en la bandeja y a la máxima temperatura, o algo menos si vamos a cocinar una masa enriquecida, durante 30 - 45 minutos. Resulta bastante fácil, debido a su elevada conductividad térmica y capacidad de absorción de la radiación infrarroja. Es muy importante que esté inmaculadamente limpia por dentro y por fuera: la elevada temperatura va a carbonizar cualquier resto de grasa que tenga adherido, por mínimo que sea.
  2. Preparar la pieza de pan; si la hidratación lo permite, puede manipularse directamente; en hogazas más hidratadas, conviene disponerla en un papel de horno cortado para entrar en la cocotte sin sobresalir demasiado.
  3. Sacar la cocotte del horno con protección pues QUEMA EXAGERADAMENTE. Tener preparada una zona donde colocarla sin que estropee nada o lo queme (superficies de Silestone, cuidadín), y sitio para dejar la tapa. Trabajar rápido y con decisión. Disponer la cocotte, destaparla y volver a cerrar el horno.
  4. Tomar la pieza de pan, con o sin papel, y colocarla dentro. Marcar el pan con la cuchilla evitando tocar los bordes (este paso puede hacerse antes si juzgamos que los cortes no van a debilitar la estructura de la masa tanto como para que nos dificulte la maniobra de meterla en la cocotte). Tapar la cocotte. Conviene mantener las manos bien protegidas con mitones durante todo este proceso. Hay que recordar que la cocotte está a 250º C aprox, QUEMA MUCHO y más aún debido a su conductividad térmica tan excelente.
  5. Abrir el horno (lo primero) y tomar la cocotte y meterla dentro. Cerrar la puerta! Uuuf. Conseguido.

 

Horneado en la cocotte

 

Es necesario distinguir tres fases:

 

  1. Fase de crecimiento: con la cocotte tapada y el horno a máxima potencia (algo menos si se trata de un pan enriquecido). Unos 15 minutos, en ella la masa crece y se gelatiniza hasta el volumen final, pero aún sigue muy tierna en su interior. Se observará que sale vapor (MÁXIMO CUIDADO QUE QUEMA), y que la superficie de la pieza está brillante por la saturación de humedad.
  2. Fase de consolidación: se retira la tapa de la cocotte y se baja la temperatura unos 20º C. Con esto empiezan las reacciones de Maillard y la corteza coge suficiente consistencia. Unos 5 minutos. Después hay que sacar la cocotte del horno y extraer el pan de su interior, o bien volcándola o utilizando con cuidado el papel. Hecho esto, se coloca la cocotte en un lugar seguro a que se enfríe y se vuelve a meter el pan en el horno, en la bandeja donde estaba la cocotte.
  3. Fase de tostado: se baja la temperatura otros 20º C y se continúa el horneado, buscando una coloración uniforme por los lados y la cima de la hogaza, sin descuidar el grado de cocción de la base. La técnica de cocción es ya convencional hasta el final, pudiendo ser necesario continuar bajando la temperatura hasta el nivel de acabado necesario.

 

En conclusión...

 

El horneado en una cámara hermética, radiante y de gran poder de conducción de calor que se da en un gran horno de suela puede replicarse en casa con gran precisión utilizando una cocotte u horno holandés, para obtener resultados excelentes, indistinguibles de los que se consiguen a nivel profesional, y sobre todo, independientemente de la calidad del horno doméstico, que queda filtrada por la cocotte: si tu horno proporcionaba un calor muy duro y se te queman las cortezas antes de que esté el pan bien cocido, la barrera de unos buenos milímetros de hierro fundido te va a ayudar a solventar este problema. Creemos que si te interesa hacer hogazas buenas de verdad merece la pena plantearse la inversión, que no es poca; con todo y sin lugar a dudas, ¡el horneado en cocotte es el método favorito de Panarras.com para las hogazas grandes!

Modificado por última vez en Miércoles, 27 Noviembre 2013 13:48
Cargar Comentarios Previos
  • Hola' he leído tu articuló y me parece súper interesante, hace poco compre una cocotte ovalada en una oferta de un súpermercado, es de 33cm, unos 6 litros. Mirando por internet he dado con tu pagina, pues la verdad la compre sin estar muy segura de si la usaría, pero leyendo leyendo y dspues de leerte a ti, me he dado cuenta de que se pueden hacer infinidad de cosas con esta olla. Quería preguntarte si al ser ovalada mi olla, se podrá utilizar igual que una redonda, para guisos y pan, que este último es mi asignatura pendiente. Muchas gracias, y a partir de este momento tienes una seguidora mas de tu blog, me parece fantástico. Felicidades y gracias.

  • Hola Noni80, y bienvenida a Panarras.com!

    Claro que te sirve la cocotte ovalada para hacer panes. Puedes hacer una hogaza redonda que entre en el centro o, mucho mejor, un bâtard u hogaza ovalada que aproveche al máximo la capacidad de tu cocotte; en este artículo tienes un método para hacer esta forma: http://www.panarras.com/index.php/tecnica/tecnicas-de-formado/formar-un-batard

    Esta olla tiene muchas utilidades y hacer pan es una de las más espectaculares. Te animo a probar, ya verás cómo el resultado es alucinante. Muchas gracias por leernos, aquí tienes tu casa y, si tienes alguna duda más, no dudes en pasarte por el foro donde hay espacio de sobra para comentar las cosas largo y tendido. Un fuerte abrazo!

  • Buscando info sobre cómo hornear pan en cocotte he encontrado tu artículo. Tengo una duda que no sé si me puedes aclarar. Tengo una cocotte de Le Creuset, pero con el asa de la tapa en plástico negro. En las instrucciones pone que no puedo usarla en un horno a más de 190 ºC y quería preguntarte si puedo hornear el pan a tan baja temperatura o no quedará igual. Había pensado desmontar el asa, porque tiene un tornillo, pero claro, a ver cómo destapo la olla cuando la tenga a 250 ºC

  • Hola Sylvia, tu pregunta tiene una respuesta en tres partes:

    1. Por desgracia el pomo de plástico es incompatible con hacer pan en la cocotte. Le Creuset - astucia sibilina - te vende un asa de metal aparte, que cuesta como 15€. Toooma ya sablazo!!

    2. Puedes quitar el asa y tapar el agujero con papel de plata. Funciona pero, efectivamente, ¿y luego cómo la destapas? Y es muy cutre.

    3. La opción de los campeones: vas a una ferretería y te compras un asa/pomo de acero para armarito de cocina por cuatro perras y triunfas sobre la adversidad. Y si la compras mona encima tuneas tu cocotte y en tu barrio lo flipan.

    Espero haberte ayudado, un abrazo muy fuerte!

  • Acabo de descubrir tu página y me está ayudando mucho a la hora de hacer pan en casa. El sistema de la cocotte para hornear me ha parecido muy interesante y ya llevo tiempo pensando en comprar una, tu artículo me ha dado el empujón definitivo, pero, tengo una duda, ¿ qué medida de cocotte es la idónea para hornear una hogaza? Prefiero comprar la idónea para el pan, porque para guisar valen todas. Gracias por tu ayuda

  • Buena pregunta, Carmen. Yo tengo la Staub redonda de 26cm que va perfecta para las hogazas que salen en las recetas de esta página de aprox. 1kg. También es una opción más económica comprar una cocotte del Ikea. Tengo la ovalada, y para hacer bâtards va muy bien, aunque la calidad del esmalte no sea la misma y la tapa no cierre igual de bien, es muy buena compra. Saludos!

  • Super bien explicado el proceso de cocción del pan en cocotte. Tu artículo me ha encantado. Yo utilizo la cocotte, tengo dos pero cocía el pan en frío. Tengo que probar tu sistema de calentar primero la cocotte y seguir la tres etapas que dices.
    Muchas gracias.

  • Gracias Ana! Cuando lo pruebes en caliente notarás un poco más de empujón en la expansión de la hogaza, aunque en frío sale bien también, claro que sí. Lo malo de utilizar la cocotte ardiendo es que hay que extremar las precauciones. Un abrazo!

  • Hola,

    He descubierto vuestra página y es una maravilla. Nos la recomendarion en un minicurso de pan. En fin, es excelente.
    Hace unos meses que hago pan y de lo mas revolucionario es la cocción del pan en cocotte, he hecho hogazas increibles gracias a este artilugio y os aseguro que acabo de empezar. Quería sólo comentar que yo horneo con la tapa hasta 10 o 15 minutos antes de acabar en que destapo y acabo la cocción sin tapa.
    Es estupendo, de verdad.

  • Hola Cris! Nos alegramos mucho de que te guste la página, muchas gracias por comentarlo; tus comentarios nos animan mucho a seguir dándole caña! Desde luego que la cocotte aplicada a la cocción de pan es un inventazo, ¡qué hogazas! Tu sistema está fenomenal, hay mucha variación posible en cuanto al momento de levantar la tapa, sacar la hogaza y todo lo demás, no existe una manera óptima de utilizar la cocotte; si te funciona es perfecto.

    Un saludo y un abrazo!

Añadir comentarios

VUESTRAS COLABORACIONES

El Horno de Ruleski rula de verdad

Con este pan Ruleski nos muestra que su nuevo horno funciona de verdad. Menudo panaco. Es un pan de trigo co

Semola rimacinata 2

Cokitabanana es una verdadera experta en la Semola Rimacinata, como podéis comprobar en este pedazo de pan su

Horno tradicional majorero

Sonia (www.cajadesabores.com) nos ha mandado, a través del foro de Panarras.com, un video muy interesante e

LO MAS RECIENTE

ULTIMOS COMENTARIOS

Hola Javibcnpar, qué gran historia!!! Siento haber tardado tanto en responderte, nos hemos tomado un...
Sin lugar a dudas! El estreñimiento es uno de los peores males del mundo y cualquier pan que nos ayu...
Hola Carlos! Nosotros sólo planteamos el uso de la placa de acero en un entorno doméstico, y quizás ...

Twitter Timeline

@drmuerte @blogypan @elamasadero ese trigo duro no te servirá al 100% para baguettes, úsalo al 25% con su harina panadera y verás qué bien.
16hreplyretweetfavorite
@drmuerte @blogypan vaya par! Soñando con panes... Un abrazo a los dos!
RT @drmuerte: @blogypan @PanarrasCom Aprovechando el calorcete que hace en el obrador voy a acelerar el poolish. Luego las fermentaré en fr…
RT @drmuerte: @blogypan Estoy poniendo en marcha el poolish para hacer unas baguettes occitanas con la receta de @PanarrasCom
RT @JCCapel: Solo por estos postres caseros de #Alhucemas merece pena la visita Tocino cielo, tiramisú, milhojas de nata y brownie http://t…

NOS GUSTA

La Cocina de Babette We ♡ Bea | Chicago Amateur Bakers These guys rock | The Loaf In A Box! | La Tahona de Segovia Buen pan, buena gente | Bons Focs Material y cursos | El Foro del Pan Todo sobre pan | El Amasadero Material panarra | Entremasas.com La bloguera panadera | Lourdes Cookies No sólo cookies! | In Cucina La buena cocina | Wayaiulandia El fascinante mundo de Wayaiu | Panis Nostrum Cultura del pan | Un Pedazo de Pan Pasión y conocimiento panarra | The Fresh Loaf El foro del pan de USA | Dr Muerte Y cómete el mundo | Dorar no sella los jugos Diario de cocina de Enrique B | Playlosophy Pan (y otras cosas bien hechas) | Culturadelpa.com Generaciones de conocimiento desde Vilanova i La Geltrú | El Invitado de Invierno Pasión por la cocina y la fotografía | La Memoria del Pan Historias, gentes, recetas: Pan | Madrid tiene Miga ...¡y los mejores panes! | Ogia Eta Labea Muy buen Pan y Horno | Haciendo Palanca Para conectar a gente con ganas e ilusión | MaMaFermenta Buen pan sin gluten | Bacomanía Vinos y comida de Jose Ramón Peiró... ¡para acompañar a tu pan! | Hecho en la proprieté Algunas de las mejores fotos de comida y afición al buen pan | Gastronomistas Gastrónomos y periodistas | Cal Roio, Ganadería ecológica del Catllaràs Nuestra ternera y nuestros pollos favoritos |